http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/
Edición mayo 2012
Dirección de Salud y Binestar de la Municipalidad de Guatemala 
Ciudad de Guatemala, viernes 19 de agosto de 2022
 
Estilos de vida saludables Imprimir informaión
   

Grasa abdominalViolencia Sexual en la Infancia  y Adolescencia

Las primeras etapas de la vida (niñez y adolescencia) son importantes para el ser humano, porque está en un proceso de desarrollo físico, psicológico (emocional) y de interacción social, por lo que todo lo que afecte su desarrollo normal lo puede marcar. En la actualidad muchos niños y adolescentes están sometidos a diferentes situaciones negativas que impactan en su desarrollo, la violencia es uno de los más graves, principalmente cuando se habla de violencia sexual, se considera como una forma de maltrato que afecta toda la vida presente y futura de quién lo sufre, especialmente si se da durante estas etapas de la vida.

Cuando se habla de violencia sexual se debe considerar como todo acto sexual contra su voluntad o que participe en interacciones que propicien la victimización (INE, 2011). No solo se debe considerar el acto sexual sino también incluye el inducir u obligar a tocar o cualquier acción que incite al menor a escuchar o presenciar contenido sexual impropio, esto incluye: manoseo, prácticas sexuales impuestas y no consentidas, incluyan o no la relación coital y una amplia gama de actos humillantes y dañinos como penetración con objetos, prácticas sádicas, etc... El abuso sexual hacia la pareja, abuso infantil y el incesto, la violación, son algunas manifestaciones de la violencia sexual.

Grasa abdominalSegún León (2006) existen algunos factores que harán que el abuso provoque efectos en el desarrollo del niño, niña o adolescente:

  • Si el abuso es con mayor frecuencia y por tiempo prolongado mayor será la gravedad de las consecuencias.
  • La diferencia de edad dentro del agresor y la víctima es un factor importante, porque acrecienta el abuso de poder, dificultando al niño la revelación y haciendo más probable su revictimización.
  • Las consecuencias son mucho más graves cuando existe una relación afectiva entre el agresor y la víctima, mucho más si es un miembro de la familia.
  • Las características propias de  la victima ayudarán a sobre llevar la adversidad
  • Cuando el victimario es mayor de uno incrementa las consecuencias para la víctima.

Grasa abdominalExisten consecuencia tanto físico como psicológicas, en ocasiones el daño físico es mínimo o inclusive no hay, pero en el caso de las consecuencias psicológicas siempre son graves, por lo que la atención que se le ha de proporcionar a un niño víctima de agresión sexual, no debe únicamente centrarse en el cuidado de sus lesiones, sino debe ser coordinada entre los distintos profesionales prestando atención psicológica, dándole un seguimiento a corto y mediano plazo y proporcionando apoyo al menor y a la familia (León, 2006).

Las acciones se deben centrar en la prevención de la violencia y el papel de la familia es esencial. Dentro de estas acciones se encuentran:

  • Educación sexual a niños y adolescentes, siempre tomado en cuenta la etapa en la que se encuentra para dar la información adecuada.
  • La comunicación asertiva entre padre e hijo. El padre debe facilitar el espacio para que su hijo se comunique con él y saber escuchar lo que el niño desea comunicar. Con esto se fomenta la confianza entre los miembros de la familia.
  • Concientizar a la comunidad sobre el problema de violencia sexual.
  • Fomentar el autocuidado en sus hijos, no siempre pueden estar los padres cuidando a los hijos por lo que se debe formar y fortalecer las herramientas de autoprotección, esto implica el reconocimiento y desarrollo de las habilidades necesarias para enfrentar situaciones de amenaza o peligro y su diferenciación de experiencias de confianza y seguridad personal.
  • Apoyar o desarrollar programas de prevención de violencia sexual en la comunidad y en el centro educativo. Es importante crear conciencia en todos para prevenir la violencia sexual.

Fuente: Para este artículo, se contó con  la colaboración del Lic. Juan José Velásquez Alvarado,  Coordinador del Programa de  Salud de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Adulto Mayor de la Dirección de Salud y Bienestar Municipal de la Municipalidad de Guatemala.

Bibliografía

INE, I. N. (2011). Estadistica de Violencia Intrafamiliar. Guatemala: INE.
León, L. P. (2006). Abuso Sexual y sus Conseuencias. brujuila Universitaria, 18.
www.savethechildren.es/organizacion/infabuso. Mayo 1998.
ECHEBERÍA, E. y Guerricache.venia, C. Abuso Sexual en la Infancia. Barcelona: Ariel, 2000.

   
 
 
Copyright © 2007 - 2022 revista e-MuniSalud, Dirección de Salud y Bienestar Municipal, All Rights Reserved.
21 calle 6-77, zona 1, Centro Cívico, Palacio Municipal, Guatemala, Centroamérica - PBX: 2285 8000 Call Center 1551