http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/
Edición mayo 2011
Dirección de Salud y Binestar de la Municipalidad de Guatemala 
Ciudad de Guatemala, viernes 19 de agosto de 2022
 
Cápsulas de salud Imprimir informaión
   

MuniSaludAlimentación relacionada con manifestaciones de violencia

¿Podría la alimentación influir en los rasgos agresivos o depresivos de las personas?
Actualmente múltiples estudios en Estados Unidos y el Reino Unido, afirman que una dieta pobre en ácidos grasos Omega-3,  influye en comportamientos agresivos y en depresión de las personas.

Los ácidos grasos Omega 3 en especial el eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexanoico, forman parte de las estructuras cerebrales con el 20% en las membranas de las células nerviosas, deben ser consumidos ya que el cuerpo no los produce, por lo tanto bajos niveles de éstos ácidos grasos pueden disminuir los niveles de serotonina, provocando deficiencia del sistema cerebral.

Los ácidos grasos Omega 3 son esenciales para que las señales entre las neuronas circulen de manera eficiente, de lo contrario, los neurotransmisores dejan de funcionar bien, provocando depresión y el desarrollo de comportamientos violentos e impulsivos y la  incapacidad para controlar el estrés.

Según estudios realizados con reclusos,  se observó una disminución en los comportamientos agresivos, de un 37% de la población a la cual se le modificó  su dieta con altos niveles de ácidos grasos Omega-3 en comparación a la población con placebo.

¿En qué alimentos podemos encontrar,  éstos ácidos grasos Omega-3?
Salmón, pecados azules por ejemplo la sardina, lino, semilla de cáñamo, aceites vegetales, manías y nueces.

MuniSaludSe ha observado que actualmente nuestra población no consume una cantidad adecuada de estos ácidos grasos, esto se debe al ritmo acelerado de vida y a la disponibilidad y accesibilidad de alimentos procesados que nos facilitan nuestro estilo de vida, manteniendo dietas modernas altas en otros tipos de grasas, como los aceites industrializados.

Se realizó, un estudio donde se compararon las membranas de las células nerviosas de población estadounidense  y población japonesa, los resultados fueron interesantes: las membranas de las células nerviosas de los americanos contenían mayor cantidad de ácidos grasos Omega-6, menos flexibles y, por lo tanto, menos propiciadores de las sinapsis, mientras que los japoneses tenían en sus membranas celulares mayor cantidad de ácidos grasos Omega-3.

Lo anterior podría justificar entonces, que las sociedades donde se ha mantenido el consumo alto de ácidos grasos Omega 3, como en el Japón, tienen tasas de homicidios y depresión bajas.

¿Pero puede revertirse esta condición? Si,  al aumentar el consumo de alimentos fuente de ácidos grasos Omega 3, se puede revertir, logrando un mejor funcionamiento de todas las funciones del cerebro, no solo las que tienen relación con los comportamientos agresivos o violentos.

MuniSaludPor último es importante mencionar, que no solo la alimentación determina los comportamientos violentos, pero si puede ser un factor influyente.

Ahora, es el momento  de comer saludablemente, variado, y evitando los alimentos procesados que contienen grasas no saludables y ocupan el espacio de las grasas esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo especialmente del nuestro cerebro!

Fuente: Para este artículo, se contó con la colaboración de la Nutricionista Iris Reyes de Vela, Coordinadora del programa de Salud Nutricional y Educación Alimentaria, de la Dirección de Salud y Bienestar Municipal de la Municipalidad de Guatemala.

   
 
 
Copyright © 2007 - 2022 revista e-MuniSalud, Dirección de Salud y Bienestar Municipal, All Rights Reserved.
21 calle 6-77, zona 1, Centro Cívico, Palacio Municipal, Guatemala, Centroamérica - PBX: 2285 8000 Call Center 1551