http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/ http://munisalud.muniguate.com/
Edición abril 2011
Dirección de Salud y Binestar de la Municipalidad de Guatemala 
Ciudad de Guatemala, viernes 19 de agosto de 2022
 
Estilos de vida saludables Imprimir informaión
   

Grasa abdominalHigiene y manipulación de los alimentos

Una de las características principales de la  alimentación saludable y adecuada es la “calidad”; esto significa que la comida que ingiramos no  cause daño al cuerpo, esto involucra una selección adecuada de alimentos y la preparación higiénica de los mismos.

La higiene es indispensable para asegurar que el ser humano no se enferme, según la Organización Mundial de la Salud,  esta se define como todas las medidas que se lleven a cabo para garantizar la inocuidad de los alimentos (que estos no hagan daño), manteniendo sus cualidades.

Se sabe que más de 200 enfermedades conocidas se trasmiten a través de los alimentos,  siendo trasmitidas por la manipulación inadecuada de los mismos, convirtiéndose en un problema de salud pública en muchos países.

Los microorganismos son seres vivos muy pequeños que pueden encontrarse en todas partes, y un medio ideal para vivir lo encuentran precisamente en los alimentos encargándose de darles mal aspecto, sabor y olor, causando enfermedades.

La higiene de los comestibles comprende desde la producción, elaboración, almacenamiento y su distribución.  Es importante enfatizar que un alimento, puede ser contaminado en cualquier momento y lugar y de ahí radica, la importancia de que cada familia tenga una buena higiene y manipulación adecuada de los productos alimenticios. 

¿Cómo realizar una higiene y manipulación de alimentos adecuada?

La Organización Mundial de la Salud, recomienda cinco claves para la inocuidad de los alimentos, es una forma sencilla de recordar y evitar su contaminación:

limpieza e higiene1. Mantenga la limpieza y las buenas prácticas de higiene
Los microorganismos “malos” y “peligrosos” se encuentran en todo lugar: en el suelo, las superficies, en el agua, animales y personas. Por lo tanto, es importante  lavarse las manos constantemente y mantener pisos, superficies y utensilios limpios.   Debe evitarse manipular los comestibles si te encuentras enfermo, si tienes una herida grande en las manos y no cuentas con agua limpia.  Recomendamos mantener las uñas limpias y recortadas.  No utilices joyería en las manos al cocinar.

2. Separar los alimentos crudos de los cocinados
Los alimentos crudos especialmente las carnes rojas, la carne de ave y el pescado y sus jugos, pueden contener microorganismos peligrosos que pueden transferirse a otros alimentos durante la preparación y conservación de los mismos.

Es importante separar los alimentos cocidos de los crudos, utilizar diferentes utensilios para manipularlos como (tablas, cuchillos, recipientes, paños o limpiadores),  además de  conservarlos de forma separada para evitar una contaminación cruzada.  Al guardarlos en la refrigeradora procura que todos se encuentren en recipientes bien tapados.

3. Cocine completamente los alimentos
Con una cocción adecuada se pueden matar casi todos los microorganismos peligrosos. Se ha demostrado en estudios que cocinar los comestibles hasta que alcancen una temperatura de 70°C puede contribuir a garantizar su inocuidad para el consumo. Recuerda que al recalentar alimentos debes de alcanzar temperaturas altas para que el calor llegue hasta el centro del alimento.  

4. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras
Los microorganismos se pueden multiplicar con  mucha rapidez si los alimentos se conservan a  temperatura ambiente.  A temperaturas inferiores a los 5°C o superiores a los 60°C, el crecimiento  microbiano se disminuye o se detiene. Algunos  microorganismos peligros pueden todavía crecer por  debajo de los 5°C. Por lo que te recomendamos no mantenerlos expuestos a la temperatura ambiente, guárdalos en el refrigerador o congelador, y recuerda calentarlos de manera  adecuada al consumirlos nuevamente.

5. Use agua y materias primas seguras
Las materias primas, entre ellas el agua y el hielo, pueden estar contaminadas con microorganismos y productos químicos peligrosos.    Se pueden formar sustancias químicas tóxicas en alimentos dañados y mohosos.  

El cuidado en la selección de las materias primas (hielo, carnes, frutas, verduras, quesos, leche, etc.)  y la adopción de medidas simples como el lavado, el pelado y cocción pueden reducir el riesgo. Es importante utilizar agua segura, seleccionar alimentos sanos y frescos, lavar frutas, verduras y hortalizas, si se van a comer crudas y no utilizar alimentos caducados o vencidos.

Fuente: Para este artículo, se contó con  la colaboración de personal del Programa de Salud Nutricional de la Dirección de Salud y Bienestar Municipal de la Municipalidad de Guatemala.

   
 
 
Copyright © 2007 - 2022 revista e-MuniSalud, Dirección de Salud y Bienestar Municipal, All Rights Reserved.
21 calle 6-77, zona 1, Centro Cívico, Palacio Municipal, Guatemala, Centroamérica - PBX: 2285 8000 Call Center 1551